20 aniversario de La Nave de Cambaleo

cumplimos 20 AÑos

Este año 2016 es el 20 aniversario del proyecto La Nave de Cambaleo en al antiguo matadero de Aranjuez. Este espacio, inaugurado en septiembre de 1996...

1996 . 2016

20 aniversario de La Nave de Cambaleo

Este año 2016 es el 20 aniversario del proyecto La Nave de Cambaleo en al antiguo matadero de Aranjuez. Este espacio, inaugurado en Septiembre de 1996, con el paso de estos años, con el trabajo y el apoyo de nuestros “navegantes” se ha convertido en un referente para las artes escénicas contemporáneas en España. Y no hubiera sido posible sin el apoyo de las sucesivas corporaciones municipales que han mantenido a lo largo de estos años la cesión del espacio del matadero a Cambaleo.

El proyecto de la Nave siempre ha querido ser una posibilidad, tanto para las compañías (ofreciendo un espacio de exhibición en el que se pueda realizar su trabajo de una forma digna, atendiendo a las necesidades técnicas y artísticas de las propuestas), como para la ciudadanía de Aranjuez, para ese nuestro querido público que semana tras semana apuesta con su presencia por un arte escénico de calidad y comprometido con nuestro tiempo.

Por eso queremos hacer de este año una celebración especial y, a lo largo del mismo, realizar eventos especiales que celebren y pongan en valor los diversos trabajos que se realizan en La Nave. Poniendo de relieve el trabajo de las Mañanas en el Teatro, la evolución del colectivo La mirada de ellas, ediciones especiales de Viernes Tontos, los trabajos del colectivo Taller Joven y una celebración especial contando con compañías que son referente en la programación de la Nave y en la escena contemporánea actual.

Así que estáis invitados a esta celebración y a que nos ayudéis a seguir siendo útiles a la ciudadanía de Aranjuez, a nuestro público y a seguir mostrando pensamiento escénico contemporáneo.

20 aniversario de La Nave de Cambaleo

Crowdfunding

¡Ya hemos recibido las primeras aportaciones!
Elige la tuya y hazte mecenas.

¡Aforo limitado! ¡No te quedes sin entadas!

20 aniversario de La Nave de Cambaleo

Para celebrar este 20 aniversario haremos un evento especial el día 17 de Septiembre de 2016.

 

Para ello hemos invitado a una serie de compañías que son referente en la programación de la Nave. La acción versará sobre la “celebración de la memoria”.

 

Hemos invitado a las compañías participantes a que realicen una acción escénica que celebre algún evento de su experiencia que merezca ser recordado. Una celebración de la vida que ponga en valor un recuerdo que merezca la pena ser transmitido.

 

Para poder realizar el evento y sufragar gastos lanzamos esta campaña de crowdfunding. Con lo recaudado cubriremos los gastos de alojamiento de las compañías de fuera de Madrid, su manutención (comidas, cenas, desayunos) y la producción del evento.

 

Hemos invitado a:

 

El Canto de la Cabra

Carmen Werner

Teatro Ensalle

Matarile Teatro

Ultramarinos de Lucas

Karlik danza-teatro

La Tartana

Antonio Fernández Lera

Micomicón Teatro

Mariano Lozano-P

Zbyszeck Olkiewicz

Aljibe

 

Y queremos contar con la colaboración especial de la Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica.

 

Para poder asistir al evento

tendrás que elegir una de las aportaciones que incluyen una o dos entradas para el evento de ese día y la celebración posterior.

 

El aforo está limitado, asi que ¡No dejes pasar la oportunidad!

 

 

http://vkm.is/lanave 

Julio de 2016

El tiempo oscuro

CERVANTES EJEMPLAR

Micomicón

 

PREESTRENO

Sábado 2

a las 20:00 h.

El tiempo oscuro

Intérpretes:

Manuel Agredano

Elisabet Altube

Marcos León

José Luis Patiño

Jorge Varandela

Dirección: Laila Ripoll


DOS NOVELAS EJEMPLARES

Dos novelas ejemplares para la escena. La caudalosa prosa del novelista encerrada en el tiempo efímero de la representación. Los múltiples viajes, los años transcurridos, los muchos personajes, condensados en dos momentos de enorme teatralidad: El fraile experto que “cura” de su mal al licenciado y el furtivo encuentro entre un truhán y una jovencita. Las novelas son, claro está, El licenciado vidriera y el celoso extremeño. Los momentos, el punto álgido de ambos relatos llevados a la escena con toda la libertad que nos hemos permitido desde el profundo amor a los originales cervantinos.
Hace mucho tiempo ya jugamos con Chanfalla y Chirinos a través de “El retablo de Eldorado”, de José Sanchis Sinisterra. En esta ocasión nos van a volver a echar una mano con su sabiduría de comediantes para resolver de manera maravillosa situaciones imposibles.


VIDRIERA, DE LAILA RIPOLL

Texto escrito dentro el proyecto “Teatros ejemplares” de la AECID
El licenciado es un bufón a su pesar. Se ha convertido en una atracción para niños y mayores, mujeres y hombres, ricos y pobres. Es irritante por momentos, algunas veces decepcionante, muchas veces sagaz, otras resulta impertinente, ataca, se defiende, muerde, no calla nunca, y tras todas las actitudes que pueda adoptar, está el miedo a quebrarse y morir, un miedo como el que sentiríamos cualquiera de nosotros si nos acercaran al fuego o a un precipicio. El licenciado cree que su cuerpo entero es de vidrio y tal vez de vidrio sean las opiniones incesantes que vierte acerca del mundo que nos rodea, limpias, transparentes, definidas, y al mismo tiempo tan vulnerables, tan frágiles, tan quebradizas: metáfora profunda del mundo ese borboteante manantial de sentencias, chascarrillos, opiniones, reflexiones y exabruptos que con la misma incisiva frescura que emergen para azotar nuestros embotados sentidos, caen igualmente en el lugar
común, en la banalidad, en el olvido merecido. ¿Por qué nos parece, de una manera un tanto inquietante, que ese cerebro imparable del licenciado conecta de forma profunda con el mundo actual de la comunicación? ¿Sublime cara del progreso o locura colectiva? Detrás de la incontinencia verbal de Vidriera, de su miedo, de su fragilidad, de su osadía, de su locura, está el ser humano que somos cuatrocientos años después.


CELOSO, DE MARIANO LLORENTE

¿Cuántas menores en decenas de países del mundo no ven arruinadas sus vidas al ser vendidas, o simplemente entregadas como esposas, a unos ancianos de los que nada saben? Ocurría en España hasta hace bien poco. No hace falta señalar uno a uno los países en los que se sigue haciendo, y lo peor de todo, con la sensación de que importa poco que eso sea así. Estamos convencidos de que el relato de Cervantes sufre por esa situación, que es costumbre, que es tradición, que es casi ley no escrita. Malditas
tradiciones que permiten que nuestras hijas sean abocadas a la infelicidad, a la prisión, al miedo. Aunque nuestro autor dibuje a un buen cristiano en la persona del celoso, precisamente por eso, sigue siendo insoportable el relato. Relato enfermizo, claustrofóbico, angustioso, que podríamos situar en otras latitudes y otras culturas y con otros ropajes, pero que forman parte de nuestra cultura vergonzante, indignante e injusta. Por eso, la temeraria peripecia de los jóvenes para verse apenas unos minutos en la noche salvando todas las barreras de la prisión en la que la muchacha vive, o muere, encerrada, con la complicidad de todos los criados de la casa, se convierte en un acto de liberación catártica, aunque eso lleve al buen cristiano a la muerte.


MICOMICÓN Y CERVANTES

Micomicón es palabra cervantina. Y la palabra de Cervantes un reino amplio y luminoso donde MICOMICÓN, alguna vez, tenía que acabar adentrándose, afrontando la belleza de sus soberbios parajes y también los peligros de sus simas insondables y exuberante vegetación.
Hay una docena de espectáculos a nuestras espaldas con textos del Siglo de Oro y otros tantos con textos propios que abordan asuntos contemporáneos. Aquel Mudarra del año 94, basado en el bastardo Mudarra, de Lope de Vega, hablaba, sin hacer nunca una mención explícita, de la guerra de los Balcanes que en aquellos años estremecía Europa. Unos cinco años después, “La ciudad sitiada”, texto de Laila Ripoll, tenía detrás la Numancia de Cervantes para hablarnos de las guerras centroamericanas y abundar de nuevo en la salvaje y
genocida pasión de los nacionalismos extremos que ya habían aniquilado Yugoslavia. En “Todas las palabras”, (2004) de Mariano Llorente, un rey y un bufón muy de nuestro Siglo de Oro, hablaban de nuestra sociedad contemporánea con una incontinencia verbal que nos dejaba en la piel y en la retina la imagen de miles de ahogados en el estrecho y una aguda sensación de imposibilidad para la comunicación del ser humano. Y no es de extrañar, por lo tanto, que en nuestro último espectáculo, “El triángulo azul”, merecedor del Premio Max 2015 a la mejor Autoría Teatral, se detecten las palabras de Quevedo en el “Sueño de la muerte”, casi irreconocibles, porque se funden de una manera estremecedoramente armónica con el resto del tejido textual que nos recuerda el genocidio nazi, esta vez centrado con nuestros compatriotas españoles allí asesinados. Con esta incursión en el reino de Cervantes queremos que MICOMICÓN estalle en ambas direcciones, recolectando una vez más el trabajo de 25 años con los clásicos y agudizando los sentidos para no dejar de hacer un teatro contemporáneo.


LAILA RIPOLL es dramaturga y directora de escena. Ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Literatura Dramática, el Max, el “Ojo Crítico”, el “José Luis Alonso”, el “Ciudad de Palencia”, el “Artemad”, el “Caja España” o el Homenaje de la Muestra de Teatro Español de Autores Contemporáneos. En 1991 funda la compañía teatral Micomicón con la que ha dirigido más de veinte espectáculos. Desde esa fecha ha desarrollado un trabajo de investigación y recuperación de los textos del Siglo de Oro español, con especial atención a Lope de Vega. Con Micomicón ha viajado por toda Iberoamérica. El contacto con la realidad de ese continente ha dejado una huella profunda en su teatro. Es autora de más de veinte textos teatrales, además de versiones y adaptaciones de textos clásicos y contemporáneos. Su obra ha sido traducida al francés, húngaro, rumano, portugués, árabe, italiano, griego, inglés, japonés, gallego y euskera y casi una veintena de sus textos han sido
publicados o estrenados en España y fuera de ella. Sus textos están publicados en árabe, francés, húngaro, inglés, italiano, japonés, portugués y rumano. También ha dirigido espectáculos para el Centro Dramático Nacional, Otoño Musical Soriano, Festival de Mérida, Teatro Español, Compañía Nacional de Teatro Clásico, Fundación Colegio del Rey o Producciones Andrea D´Odorico, entre otros.


MARIANO LLORENTE es actor, director y dramaturgo y ha realizado gran parte de su actividad teatral en la compañía Micomicón, de la que es socio co-fundador desde 1992, y con la que ha dirigido varios espectáculos. Es autor de una decena de textos, de los cuales han sido publicados o estrenados “Todas las palabras”, “Cancionero republicano”, ”Nadie canta en ningún sitio”, “Hamlet por poner un ejemplo”, “Basta que me escuchen las estrellas”, “Veintiuna treinta y siete”, “Hacia Guernica” y “El triángulo azul”. Como actor ha participado en la mayoría de los espectáculos de la compañía, además del Centro Dramático Nacional, Teatro Rosaura, La Carnicería, Teatro Meridional y en numerosas series de televisión y algunas películas, trabajos por los que ha recibido los premios “Garnacha al Mejor Actor Protagonista”, ”Best Actor Angry Film Festival (Australia)”, “Mejor Actor Valpolicella Film Festival (Italia)”, “Mejor Actor Cinemálaga”, “Mejor Actor Festival de Cine de Dosquebradas (Colombia)”, entre otros.
En 2005 recibió el premio “Lázaro Carreter” de Literatura Dramática y en el 2015 el Max al mejor autor y el Nacional de Literatura Dramática. Su obra ha sido traducida y publicada en alemán y en húngaro.
MICOMICÓN nace en 1992 y, desde entonces, ha producido más de veinte espectáculos que se han mostrado en diecinueve países de Europa y América. Además de realizar giras nacionales e internacionales, Micomicón ha impartido cursos, talleres y seminarios en España e Iberoamérica.


PREMIOS Y MENCIONES
- Premio Nacional de Literatura Dramática, 2015
- Premio “Ciudad de Palencia” a la Mejor Dirección, 2015
- Premio “Ciudad de Palencia” a la Mejor Escenografía, 2015
- Premio Max a la Mejor Escenografía, 2015
- Premio Max a la Mejor Autoría Teatral, 2015
- Premio “Ciudad de Palencia” al Mejor Actor, 2014
- Premio “Ciudad de Palencia” a la Mejor Escenografía, 2014
- Premio Garnacha al Mejor Actor, 2011
- Finalista Premio Valle Inclán, 2010
- Premio Garnacha al Mejor Actor, 2009
- Premio ARTEMAD, 2008
- Premio a la Lealtad Republicana de la Asociación Manuel Azaña, 2008
- Premio del Público Festival de Ribadavia, 2006
- Premio Mejor Espectáculo en Gira Feria de Huesca, 2006
- Finalista Premio Max Espectáculo Revelación, 2006
- Finalista Premio Unión de Actores al mejor Actor Protagonista, 2005
- Finalista Premio Adria Gual de Figurinismo (ADE), 2004
- Premio Garnacha al Mejor Montaje Escénico, 2004
- Finalistas Premio Max al Mejor Autor Teatral en Castellano, 2003
- Mérito al mejor texto y espectáculo del Festival Internacional de Teatro Hispano de Miami, 2003
- Finalista Premio Nacional de Literatura Dramática, 2002
- Premio Especial del Público “El Correo”, 2001
- Premio “Garnacha de Rioja” a la Mejor Interpretación Masculina, 2001
- Premio “Arcipreste de Hita” a la Mejor Interpretación Femenina, 1999
- Premio “José Luis Alonso” de la Asociación de Directores de Escena de España, 1999
- Primer Premio “Certamen de Directoras de Escena de España” de Torrejón de Ardoz, años 1999 y 2002

¡Suscríbete!

INFORMACIÓN DE [LA NAVE]

Actualmente sólo enviamos la información con la programación de [La Nave] en formato digital...

Leer más...

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER!

Si quieres recibir nuestra información por correo electrónico, puedes suscribirte a nuestro newsletter directamente desde aqui. Si no, siempre puedes visitar nuestra web.

Un saludo y gracias por apoyarnos.

La nave de Cambaleo

Suscribirse a la lista de correo de [La Nave]

* datos requeridos
Asociada a:
CAM Aranjuez
©2012 elGranTonetti [via] gmail